Derechos del diseñador - DigitalSoft
2436
post-template-default,single,single-post,postid-2436,single-format-standard,mkd-core-1.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,onyx-ver-1.9,vertical_menu_enabled, vertical_menu_left, vertical_menu_width_290,vertical_menu_background_opacity_over_slider vertical_menu_background_opacity_over_slider_on,smooth_scroll,side_menu_slide_from_right,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Derechos del diseñador

Derechos del diseñador

Por desgracia, todavía no existe un compendio oficial que dicte los derechos fundamentales de los diseñadores y personas que trabajan en el medio creativo.

Cristian Eslava, diseñador, blogger y formador español redactó un listado con varios puntos que deberían de constituir los derechos indispensables de cualquier profesional del ámbito creativo.

Estos puntos que encontrarán a continuación pueden servir de guía a cualquier profesional al momento de trabajar con un cliente o empresa; es nuestra obligación hacerlos valer y sólo de ese modo lograremos un entendimiento cada vez mayor entre diseñadores y clientes.

1.- Pedir un anticipo

Además de un contrato firmado, el cobro de un porcentaje de la factura por adelantado es la mayor garantía que un diseñador puede tener frente a sus clientes para evitar malentendidos. Hay que tener en cuenta que cada proyecto requiere una inversión de tiempo y medios que deben ser cubiertos antes de empezar a trabajar.

2.- Cobrar un proyecto aunque sea cancelado o nunca se publique.

A veces los clientes se arrepienten y cancelan los proyectos a la mitad del desarrollo. El diseñador debe de tener el derecho a reclamar una indemnización acorde al porcentaje de proyecto realizado. Es muy importante incluir esta cláusula en el contrato.

3.-Exigir fechas límite para la recepción de contenidos.

Es deber del cliente aportar los contenidos necesarios para llevar a cabo el proyecto y un retraso en esta obligación tiene incidencia en el plazo de finalización. Igual que la demora en la entrega del proyecto implica una penalización para el diseñador, el retraso en la entrega de contenidos debe dar lugar a una indemnización al diseñador o, como mínimo, el retraso proporcional en la fecha de entrega.

4.-Establecer un horario.

Igual que ocurre con todos los demás trabajos, el diseñador debe de establecer un horario que debe cumplir e informar al cliente. Fuera de ese horario el cliente no puede exigir trabajo si no va a pagarlo como horas extra (esto también aplica para las comunicaciones vía mail, teléfono, mensaje, etc.)

5.- Viáticos y desplazamientos

No suele ser habitual, pero en caso de que tu trabajo implique desplazamientos, hospedaje y/o gastos adicionales como renta de equipo o locaciones, es el cliente quien debe cubrirlos.

6.- Limitar el número de revisiones y cambios

Es lógico que el cliente quiera revisar el trabajo durante todo el proceso y así debe ser, pero hay que poner límites, ya que, de otra manera, el proyecto se volverá infinito. Lo ideal es contemplar todas las revisiones y cambios en la primera cotización y el contrato que se firme al inicio de proyecto. Es muy recomendable fijar una cuota extraordinaria si se solicitan más revisiones o cambios a los contemplados, de esta forma, verán que el cliente pensará dos veces lo que va a pedir.

7.-Las reuniones con el cliente también implican horas de trabajo

Las reuniones con el cliente y el feedback son una parte muy importante del trabajo de un diseñador y deben ser contabilizadas como horas de trabajo. Es conveniente establecer en el contrato el número, lugar y fechas; recuerda que las reuniones deben constituir suplementos al presupuesto final.

No Comments

Post a Comment